Para el mal aliento

El mal aliento es uno de esos problemas que a  pesar de no ser peligrosos para la salud  puede poner en riesgos nuestras relaciones  personales, y combatirlo llega a ser de suma importancia para muchas personas, debido a que no  es una condición que comprometa la salud de las personas no se ha destinado gran cantidad de recursos a combatirlo, pero si existen una gran variedad d remedios tradicionales para tratar de eliminarlo  o al menos combatirlo y controlarlo, en lo que sigue del texto hablaremos de algunas estrategias tradicionales para  esto:

Gárgaras y limpieza con bicarbonato

El bicarbonato tiene una acción anti séptica que evita que la población de bacterias en la boca se  eleve  a niveles que causen el mal aliento, normalmente se aconseja a las personas que se cepille los dientes usándolo en lugar de la pasta, además de ello si el problema de mal aliento proviene del esófago o la garganta entonces lo que lo reducirá ser a realizar gárgaras con una solución de bicarbonato unos segundos  varias veces.

Aceite del árbol del té

Este compuesto es otro agente con propiedades antisépticas que en muchas tradiciones se recomienda por su poder desinfectante, este aceite se puede usar como enjuague bucal en aquellas situaciones en las que uno no puede estar cepillándose los dientes ya que  no tiene el cepillo a la mano o simplemente necesita mitigar su mal aliento inmediatamente.

Hojas de perejil

La clorofila contenida en las hojas de perejil puede ayudar a controlar el mal aliento, el procedimiento para hacerlo es el siguiente, se toma un puñado de hojas de perejil fresco y  se las sumerge en vinagre durante unos minutos, luego mastíquelas por uno o dos minutos,  se puede repetir este procedimiento varias veces y no solo te ayudara con el mal aliento sino que también contribuirá  a que tengas una mejor digestión.

Para  terminar

Estos no son los únicos medios tradicionales que existen para combatir el mal aliento pero si algunos de los más efectivos, si  los utilizamos y no nos producen ningún efecto a largo plazo quizá deberíamos procurar a un  profesional que tenga fp higiene bucodental,  o en su defecto asistir a cursos relacionados al tema para así intentar resolver nuestro problema ya de una manera más seria, ya que no podemos quedarnos sufriendo simplemente de esta condición o recurrimos a un especialista o investigamos de manera seria sobre como atacar este problema de raíz.

 

 

 

 

 

Deja un comentario