Enseña a tus hijos a reciclar material papeleria

El material papeleria está presente en todas las casas en las que vivan estudiantes, trabajadores de oficina o profesores. Todos estos utensilios son de uso común y, por lo tanto, su alto consumo puede significar un gran gasto en el presupuesto familiar. Por esta razón, en esta oportunidad queremos darte algunos consejos para que junto a tus hijos aproveches las ventajas que ofrece el reciclaje.

Las hojas de papel son unos de los productos que más se gastan, debido al uso incorrecto. ¿Cuántas veces hemos tirado a la basura una hoja porque no se imprimió bien? Lo cierto es que estas hojas todavía pueden ser útiles, tanto para imprimir por el otrolado, como para escribir con bolígrafo o lápiz.

Los sobres de diverso color y tamaño pueden ser reutilizados. Cada vez que reciba una correspondencia, puedes guardar el sobre para utilizarlo después. Esta técnica también puede aplicarse a las bolsas de regalo, con la que puedes entregar cualquier detalle, siempre y cuando no sea a la misma persona que te la obsequió.

Productos escolares como la cartulina de colores pueden aprovecharse hasta el último centímetro de una lámina. Así que es recomendable almacenar los retazos que queden después de hacer cualquier actividad, porque seguro que nos servirán para cualquier manualidad.

Las pinturas al frío y acuarelas deben cerrarse correctamente para alargar su vida útil, pero si se llegan a secar pronto, en el mercado existen diluyentes que te permitirán usarlas de nuevo.

Una vez que consideres que el material que hay en casa ya no puede dársele más uso, entonces invita a tus hijos a desechar cada cosa en botes especiales para el reciclaje, de manera que vayan directo a las industrias que se encargan de dar nueva vida a piezas de papel, plástico, vidrio o aluminio.

Deja un comentario